Mi poemario virtual: mayo 2014

26 de mayo de 2014

Las lecciones que dejaste.


Te agradezco las lecciones
que tú a mí me has enseñado;
esas grandes enseñanzas 
que, sin duda, no has planeado. 

Porque tú al no valorarme
me enseñaste qué merezco
y que no van bien las cosas
si de mí me compadezco. 

Pues también por ti he llegado
a conocerme mejor, 
y al jamás hacer tú nada 
he aprendido a hacerlo yo. 

Tanto dolor que he sentido
me hace hoy vivir más alegre.
Gracias a lo que no diste,
hoy me voy siendo más fuerte. 


20 de mayo de 2014

...Fue nuestra canción.

Escuchar esa canción,
esa que me dedicaste,
sólo me hace recordar
cómo mi alma destrozaste.

Al sonar la melodía,
la primera que bailamos,
recuerdo tantos errores
de esos días que nos amamos. 

Me gustaba siempre oírla,
me llenaba de esperanza, 
pero ahora hacer que suene
es cual clavarme una lanza. 


12 de mayo de 2014

Eres un dulce veneno

Eres un dulce veneno
porque sé que me haces mal
pero aún así quisiera
esta sed de ti calmar. 

Tú no eres el indicado,
a simple vista se ve,
más no es razón suficiente
pa' dejarte de querer. 

Eres dolor que disfruto
y es difícil de explicar
la adicción que me genera
el perderme en tu mirar. 

Ilustración cortesía de Jhon Vasquez.  

5 de mayo de 2014

La llama.

Has encendido una llama
que ahora me cuesta apagar,
iniciaste un gran incendio 
que hasta me podría matar. 

Han ardido y se han quemado
aquellos malos recuerdos,
veo volar esas cenizas 
arrastradas por el viento. 

Tú has prendido esa velita,
ahora hazte responsable:
no me dejes en las ruinas
vivir sola y miserable.