Mi poemario virtual: febrero 2014

28 de febrero de 2014

Tú, mi religión.



Tú me alejas del peligro,
tú me proteges del mal,
no tienes que ser un dios
para poderte adorar. 

Es tuya la vida mía,
te la ofrezco sin dudar,
mi corazón en tu pecho
si gustas, puedes llevar.

Cada suspiro es por ti,
sólo miro por tus ojos
y con gusto cumpliría
cada uno de tus antojos. 

20 de febrero de 2014

Sólo desgracias trajo el quererte.

Yo que quería ganar tu amor
no he obtenido más que dolor.
Tú te desvives por quien te engaña,
mientras mi alma llora y te extraña.

Me niego a mendigar la migaja
de ese cariño que de ti emana;
no aguanto el papel de limosnero,
siempre rogando por un te quiero.

Con tantos golpes rompes mi alma,
extraño aquellos días de calma
en que viví antes de conocerte,
sólo desgracias trajo el quererte. 


15 de febrero de 2014

Una vida no alcanza



Una vida no alcanza
para lo de tú y yo,
es muy poco ese tiempo
para dar tanto amor. 

Pocas horas da el día
para ver tu mirada,
porque para adorarte
otro siglo hace falta. 

Van volando las horas
cuando nos encontramos,
¿qué tal si en la otra vida
también juntos estamos?


9 de febrero de 2014

No logré enamorarte.



Te he cantado cien canciones
y te he escrito mil poemas,
te entregué mi corazón
y te bajé las estrellas. 

Pero quieres algo más:
quieres a alguien diferente,
más yo no puedo cambiar
y ser como la otra gente.

Tú lo sabes y me hieres
pidiéndome lo imposible,
no te basta con mi alma
y mi amor sincero y libre.

Con el dolor de mi pecho
te debo enviar en la busca
de esa persona ideal 
que tú en mí no viste nunca. 




2 de febrero de 2014

Te espero.


Vivo en la esperanza 
de volverte a ver,
de rozar tus labios
y sentir tu piel. 

Me mantiene a flote
la sola ilusión 
de ser dueño un día
de tu corazón. 

Sueño que regresas
a darme tu amor
y siento en mi pecho
muy fuerte el ardor.