Mi poemario virtual: julio 2013

28 de julio de 2013

El peso de tus recuerdos.



Siento aquí en mi corazón
el recuerdo de tus besos, 
me es difícil soportar
de tus memorias el peso.

Es tan amargo el sabor
del olvido que me has dado,
me siento tan solo y triste
como un niño abandonado.

Sin ti la vida es tan dura
como cavar en la roca
y son tantos los recuerdos
que a mi mente y alma alocan. 


23 de julio de 2013

Deja tu luz brillar!



Deja ya tu luz brillar,
que no te importe la gente
y lo que diga este pueblo
te resulte indiferente.

No dejes tu voz ahogar
por el público ignorante
y prosigue tu camino
hacia aquello que soñaste.

Eres uno en un millón,
veo que eres maravilloso,
no dejes que aquellos malos
en tu alma hagan destrozos.


Ilustraciones cortesía de Jhon Jairo Vasquez

16 de julio de 2013

Por qué me dejaste sola?


Por qué te has ido de aquí?
Por qué me dejaste sola?
Me duele cada segundo,
pasa lento cada hora.

Rodeada estoy de peligros,
si no estás todo me aterra;
contigo estaba en el cielo,
caí de nuevo a la tierra.

Ha sido tan duro el golpe
que diste a mi corazón
que siento que me derrumbo,
voy perdiendo la razón. 

11 de julio de 2013

Tristeza y escape


Marchita la rosa
de mi corazón,
nunca ha conocido
lo que es el amor.

Se extingue la llama
de ingenua esperanza;
la vida no ajusta 
por mí su balanza.

Y así yo me hundo
en profundo sueño,
el único mundo 
del que soy el dueño.


Ilustraciones cortesía de Jhon Vasquez. 





7 de julio de 2013

Cuando me acuerdo de ti...


Cuando me acuerdo de ti
mi mundo vuelve a irse al piso,
te cuelas en mi cabeza
sin que te de mi permiso.

Cuando me acuerdo de ti
todo se vuelve dolor,
llega la pena y me ahoga
y me sangra el corazón.

Duele tanto tu recuerdo
como duele tu presencia,
¿es acaso este mi karma
o alguna cruel penitencia?


3 de julio de 2013

Creemos nuestro futuro.


Yo sé que la vida
mucho te ha golpeado,
que no ha sido dulce
todo tu pasado. 

Pero, mira al frente,
caminemos juntos,
serán de alegría
los nuevos minutos. 

Llenemos de flores
y felicidad
el sendero, y juntos,
vámonos a andar.