Mi poemario virtual: octubre 2010

31 de octubre de 2010

En Bogotá


En la helada Bogotá
mientras llueve sin parar,
yo no dejo pensar
en tu risa y tu mirar.


Entre cemento y metal
tu recuerdo quema más
y me lleva a comprobar:
tu cariño me da paz.


Ando por La Candelaria,
te imagino en un balcón
y te incluyo en mi plegaria
pues tienes mi corazón.

26 de octubre de 2010

Soy un sauce


Soy un sauce que inmóvil
ve la vida pasar

y no puede ir tras ella;

ni volver, ni avanzar.

Se me escapa poco a poco
la esperanza de cambiar,

de dejar en esta vida

una huella, nada más.


El tiempo corre que corre
y yo sigo quieta aquí
y no tengo valentía
para vivir o morir.

21 de octubre de 2010

Luna llena



Felicidad completa,
felicidad plena
es verte a ti
y tras de ti la luna llena.

Porque tú inundas
mi ser con tu alegría
y eres quien devuelve
a mi vida la armonía.


Siento que contigo
alcanzo cualquier meta
y cuando te ausentas
me siento yo incompleta.

Y si a veces creo
que es un cuento de hadas
es porque me tienes
realmente enamorada.


16 de octubre de 2010

A tus manos



Manos que viven,
manos que sueñan;

manos que piden,
manos que entregan.

Tus manos libres,
manos de cera,
en mí plasmadas
dejan sus huellas.


Dame la mano,
abrázame ahora;
dale esperanza
a tu soñadora.



12 de octubre de 2010

En clase de geometría (Un poema gracioso)


En clase de geometría
o una clase diferente,
pregunté a la profesora:
¿para qué es el tema éste?
y ella caracterizada
por ser tan inteligente
usó geometría aplicada:
se salió por la tangente.

8 de octubre de 2010

Amo el amor


Amo el amor
y cada noche de desvelo
que amorosamente brinda.


Amo el amor
y cada lágrima
que pone en mis ojos.



Odio el amor

y cuando lo odio
más lo amo.

4 de octubre de 2010

Bocas




Bocas que son ojos,
ojos que ven lo que sentimos,

que sólo miran a su amado
y ven las flechas de Cupido.


Bocas que son oídos
que oyen promesas de amor
y escuchan mi corazón
que retumba cual tambor.


Bocas que son manos

que tocan piel y alma,
manos que se sujetan
y que nada las separa.


Bocas que son ojos,
oidos y manos;
bocas que no son más
que corazones disfrazados.

1 de octubre de 2010

Cuando escribo

Al escribir no soy yo
pues cuando escribo soy dos:
soy agua y fuego;

soy tierra y cielo.



Mi mano lleva
tu dulce ángel

y en lo que escribo

se ve tu imagen.

Sólo escribo
mis historias
:
mis derrotas,
mis victorias.

Mientras letras
voy plasmando
voy sufriendo,
voy soñando.